Gofres – Desayuno de fin de semana

No hace mucho estuvimos de fin de semana largo en Bruselas y, como no, aprovechamos más de un dia los puestecitos callejeros de gofres para merendar, ¡menudo vício!

Una vez en casa, necesitaba una gofrera urgentemente así que, en contra de mi mujer que ponía la excusa de la acumulación de trastos inecesarios en la cocina, me hice con una sencillita y económica del Lidl. Material en mano, sólo faltaba la receta, todas llevan una una cantidad indecente de mantequilla, por eso están tan buenos supongo, pero tras mucho buscar encontré ésta receta de UnPedazodePan.

Gofres

Es una receta muy cómoda y rápida, que tiene una gran ventaja para los panaderos asiduos y es que, podemos aprovechar los excesos de MM que generamos tras los refrescos frecuentes para obtener un toque más láctico que ácido en las recetas. Resumiendo, que con los excedentes de MM ya no sólo podemos hacer English Muffins sino que también podemos hacer estos Gofres.

Han gustado tanto y son tan sanos que se han convertido en un desayuno estrella para fin de semana, alternando su papel con el Pan de Molde, siempre presente, claro.

A nosotros nos gustan especialmente bañados con sirope de ágave que, como ya he comentado alguna vez, es tan o más rico que la miel y tiene un bajo índice glucémico. Pero otra espectacular forma de tomarlos es recién hechitos con un una bola de helado y chocolate fundido por encima, ¡mmmmmm!

Ingredientes:

La noche anterior:

  • 250 g de MM burbujeante
  • 4 yogures (en mi caso con azúcar de caña) si son yogures naturales hay que añadir 25 g de azúcar a la mezcla
  • 250 g de harina

Por la mañana:

  • 2 huevos
  • 50 g de aceite de oliva (para hacerlos más neutros se puede usar de girasol)
  • 50 g de azúcar moreno
  • 3/4 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato

Receta:

  1. Mezclar la Masa Madre, los yogures y la harina y dejar reposar toda la noche en la nevera.
  2. La mañana siguiente obtendréis una mezcla que ha aumentado considerablemente su volumen y que tendrá gran cantidad de burbujas
  3. Añadir el resto de ingredientes y batir con unas barillas
  4. Calentar la gofrera poniendo una nuez de mantequilla para evitar que se peguen
  5. Una vez dorados por ambos lados añadirles lo que más os guste

Consejos:

  • Salen una cantidad insultante de gofres por lo que los podeis guardar en la nevera un par de días una vez hechos, los podeis congelar o alegrar la mañana a los vecinos con un desayuno especial 😉
  • Al sacar los gofres de la nevera o al descongelarlos hay que darles un golpe de horno para que queden crujientes. Quedarán como recién hechos.
  • En caso de no tener gofrera se puede seguir igualmente la receta y hacer un cucharón de masa en una sartén, obtendréis las típicas tortas americanas o pancakes.
Anuncios

Un comentario

  1. Belen dice:

    Eloy, ando detrás de la receta perfecta de gofres, quiero probar esta a ver que tal.. No llevan los gofres azúcar perlado???

Los comentarios están cerrados.