Pisto con garbanzos y huevos poche

IMG_6069

Ya que nadie se quejó, ahí va otra receta que no es de PAN, aunque tampoco prescindiremos de él,  ya que necesitaremos una buena hogaza para acompañar estos jugosos garbancitos.

Sabéis lo mucho que me gusta la  Cocotte para cocer pan, es lo que más se asemeja a un horno de leña, sus paredes gruesas de hierro fundido distribuyen uniformemente el calor por toda nuestra hogaza y evita,  además, que pierda humedad durante los primeros 15 minutos de horneado.

Pues también me encanta la Cocotte para cocinar guisitos, como hacían nuestras abuelas,  el famoso  ‘Chup-Chup’ que ahora  llaman Slow-Food. Salen unos guisos muy macerados, gustosos, se nota cuando se le dedica tiempo y cariño a la cocina.

Ésta es una receta sencilla que gana sabor si la preparamos con antelación, ya que los garbanzos acaban de coger el gustito de las verduras y resultan más sabrosos. Eso sí, el huevo hay que ponerlo en última momento.

A su vez, es un plato saludable que, si no nos apetece ponerle el huevo y acompañamos los garbanzos de un trozo de pan integral, ya tenemos la proteína completa. Pero si decidimos comerlo con huevo, el pan para untar, !qué demonios!

Desde que somos más conscientes de la importancia de la alimentación hemos añadido algun cambio a las recetas tradicionales. En este caso concreto y siempre que hacemos legumbres, les añadimos un trozo de alga kombu durante la cocción para hacerlas más digestivas, que no produzcan gases y de paso, beneficiarnos del aporte extra de minerales. He de decir para todos aquellos poco inovadores, que no varia el gusto, simplemente lo saboriza.

Y nada más, esta es la receta:

IMG_6067

Ingredientes:

  • 800 g de garbanzos cocidos (2 botes)
  • 3 tomates rallados
  • 2 calabacines medianos
  • 2 cebollas grandes
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 trocito de alga kombu (3 cm)
  • sal
  • aceite

Receta:

  1. Sofreír la cebolla y el pimiento rojo
  2. Cuando la cebolla empiece a transparentar añadir el tomate y el calabacín
  3. Dejar hacer ‘Chup-Chup a fuego lento 1 hora, hasta que toda la verdura esté bien pochada
  4. Añadir los garbanzos bien limpios y el alga Kombu
  5. Dejar cocer 20 minutos
  6. Hacer el huevo poche:
    1. Poner abundante agua en una olla
    2. Cuando empiece a hervir añadir un chorrito de vinagre (ayudará a que la clara se recoja)
    3. Crear un remolino removiendo el agua con una cuchara
    4. Añadir el huevo en la parte central de la olla
    5. Cocer durante 3 minutos a fuego moderado
    6. Enfriar el huevo en un bol con agua fría y abundante sal
  7. Emplatar y ¡a comer!
Anuncios