Kéfir de agua

DSCF6294

El kéfir de agua es un producto fermentado con una alta concentración de probióticos muy beneficiosos para nuestra salud. Seguro que muchos habréis oído hablar del kéfir de leche, se trata del mismo bichejo pero que en vez de alimentarse de agua+azúcar se alimenta de leche, la principal diferencia entre uno y otro es que el kéfir de agua tiene una mayor concentración de probióticos, además el resultado del kéfir de agua es una bebida gaseosa muy agradable que podemos combinar con cualquier zumo.

DSCF6281

Dicen que el kéfir tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, además de beneficios medicinales, nosotros lo tomamos por el aporte de probióticos extras y porque una copita de ‘vino especial’ después de cenar en el sofá nos sienta de maravilla.

DSCF6298

El kéfir de agua no se puede comprar, pero seguro que indagando un poco conseguís alguien que os lo regale, son unos gránulos pequeños y transparentes que si los alimentamos adecuadamente conseguiremos que se multipliquen, su velocidad de multiplicación no es muy rápida pero poco a poco vamos ganando gr de cultivo para poder regalarlo.

DSCF6296

Hacer kéfir es sumamente sencillo, los utensilios que necesitamos son:

  • Bote de cristal
  • Colador de plástico
  • Cuchara de madera
  • Embudo de plástico
  • Trapo

Nota: dicen que nunca tenemos que usar metales en contacto con el kéfir, no se si será verdad pero por si acaso mejor evitarlo 😉

Kéfir con zumo de manzana (o SidraProbiótica)

Ingredientes:

  • 50g de gránulos de kéfir
  • 1 litro de agua filtrada o mineral
  • 2 cucharadas soperas de azúcar moreno (panela)
  • 1 fruta seca (higo, dátil, orejón,…)
  • medio limón ecológico o bien limpio para evitar introducir a nuestro cultivo químicos que lo puedan dañar
  • Zumo de manzana o de cualquier otra fruta par la segunda fermentación (en nuestro caso ecológico)

Receta:

  • En un bote de cristal ponemos todos los ingredientes
  • Removemos para que el azúcar se disuelva
  • Tapamos con un trapo le ponemos una goma de plástico y lo dejamos fermentar durante 3 días a temperatura ambiente
  • Pasada esta primera fermentación tiramos la fruta seca, exprimimos el limón y lo colamos (y con los gránulos de kéfir ya podemos empezar un nuevo cultivo, yo los voy encadenando así siempre tengo kéfir fresquito en la nevera)
  • Embotellamos el kéfir en botellas de cristal con cierre hermético
  • Llenamos la botella con dos terceras partes de kéfir y una tercera parte de zumo de manzana
  • Dejamos fermentar por segunda tapado durante tres días (para que genere gas) también a temperatura ambiente
  • Refrigeramos y ya lo podemos cosumir

Consejos:

  • Mucho cuidado la abrir las botellas después de la segunda fermentación habrá generado mucho gas y podemos tener un géiser en la cocina (no sería la primera vez que me pasa, llegando el brebaje casi hasta el techo)
  • La fruta seca se usa para tanto para aportar azúcar a la mezcla cómo para absorber el alcohol que genera en la primera fermentación
  • Es aconsejable usar azúcar panela, el kéfir rinde mejor
  • Podéis probar con otros zumos de fruta, yo he probado con naranja, uva, melocotón, … pero el que más nos gusta el de manzana, es muy similar a una sidra.
Anuncios

3 Comentarios

  1. Israel dice:

    Otro acierto. Enhorabuena.
    Por mi parte voy a ver si encuentro en algún herbolario kéfir desecado para iniciar un cultivo.
    Mil gracias

  2. Maria José dice:

    Interesantisimo el cambio de rumbo que propones, no dejes de actualizar por favor!!!!
    Estoy indagando con el kefir….

  3. Eldi dice:

    Me agradó mucho saber del kéfir.
    Trataré de conseguirlo.
    Gracias.

Los comentarios están cerrados.